EN Brasil

Municipios brasileños de pequeño y mediano tamaño avanzan en la lucha contra la crisis climática

 

4 de junio de 2024, Río de Janeiro (Brasil) – En la Semana Mundial del Medio Ambiente, celebramos el progreso de 13 ciudades brasileñas de pequeño y mediano tamaño en la lucha contra el cambio climático a través de la construcción de sus Inventario Municipales de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero. De este total, siete ciudades (60%) están lideradas por alcaldesas mujeres. Basado en indicadores y datos científicos, el documento permite que los gobiernos locales conozcan el perfil de las emisiones de diferentes sectores y cuenten con orientación técnica para guiar sus planes de acción climática.

Este trabajo es el resultado de una mentoría organizada por el Instituto Alziras, la Asociación Brasileña de Municipios, la Frente Nacional de Alcaldes y Alcaldesas y el ICLEI, para fortalecer las acciones contra la emergencia climática en los municipios de pequeño y mediano tamaño del país. Esta actividad se llevó a cabo en colaboración y con el apoyo de la Unión Europea a través del Comité Consultivo Nacional del Pacto Global de Alcaldes y Alcaldesas por el Clima y la Energía de Brasil, y con el apoyo técnico del Instituto Nuestro Clima en su implementación. Según datos de la plataforma SEEG Municipios, el 88% de las emisiones de las ciudades del país ocurren en localidades con hasta 100 mil habitantes, lo que refuerza la necesidad de la participación de localidades menos pobladas en la lucha contra la crisis climática.

Destacamos que los equipos municipales recibieron capacitación gratuita para recopilar datos climáticos en plataformas de datos abiertos, aprendieron a utilizar herramientas de transparencia activa basadas en la Ley de Acceso a la Información y fueron capacitados para monitorear la evolución de estos indicadores con autonomía, sin la necesidad de contratar consultoría externa, lo que permite que los recursos del presupuesto municipal se dirijan a priorizar las acciones finales de implementación de políticas climáticas locales.

La mentoría contribuyó al fortalecimiento de las capacidades institucionales a través del uso de herramientas y paquetes de conocimientos que generan aprendizaje para ser aplicado por los equipos municipales en otras acciones de su vida cotidiana, promoviendo una mejora en la visión de las políticas públicas relacionadas con el clima. Además, la creación de la red de ciudades que compartieron esta jornada permitió la consolidación de lazos colaborativos para el intercambio de experiencias y buenas prácticas más allá de las fronteras municipales. Por último, la iniciativa contribuyó a visibilizar el trabajo realizado por los ayuntamientos e impulsar el protagonismo y la participación de sus equipos en la agenda global del clima, formando e inspirando nuevos agentes multiplicadores y líderes climáticos.

A través de este trabajo, los municipios de Abaetetuba (PA), Barcarena (PA), Brasiléia (AC), Cáceres (MT), Cariranha (BA), Cordeirópolis (SP), Formoso do Araguaia (TO), Francisco Morato (SP), Indiaroba (SE), São Cristóvão (SE), Jandaíra (RN), Sirinhaém (PE) y Sobral (CE) asumen una posición destacada a nivel internacional en la adopción de las mejores prácticas globales para frenar el calentamiento global y hacer frente a sus efectos catastróficos, garantizando condiciones de vida más dignas para su población. Revertir los cambios climáticos no es solo un desafío técnico y científico, sino también social, económico y político, que requiere adaptaciones y cambios en conceptos y culturas. Elaborar el inventario de emisiones es un paso importante en este camino hacia ciudades más resilientes que pongan el cuidado de la vida y la naturaleza en el centro de todas sus decisiones.