¿CÓMO PARTICIPAR?

Cualquier ciudad del mundo con un gobierno elegido democráticamente, sin importar su tamaño o ubicación, puede unirse voluntariamente al Pacto. En América Latina, el proceso de adhesión pasa por algunas etapas específicas:

1

Inicialmente, el alcalde (o autoridad local equivalente) firma una Carta Compromiso: ponte en contacto con uno de los Coordinadores Nacionales de tu país y expresa tu interés. Ellos guiarán a su ciudad a través del proceso de adhesión. Si lo prefieres, descarga la carta de compromiso directamente desde nuestro sitio web y envíanos la carta firmada por el líder local a [email protected].

2

Evalúe su situación actual:Tras unirse formalmente a la alianza, el primer paso recomendado es recopilar datos e información sobre el escenario climático de su ciudad sobre cada uno de los pilares del Pacto. Esto significa desarrollar (i) un inventario local de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), (ii) una evaluación de los riesgos y vulnerabilidades climáticos, y (iii) un inventario del acceso a la energía y la pobreza.

3

Adoptar objetivos de reducción y establecer un sistema de medición: El siguiente paso consiste en establecer objetivos y metas para (i) reducir las emisiones de GEI, (ii) evitar y minimizar las consecuencias del cambio climático, y (iii) ampliar el acceso a una energía segura, sostenible y asequible. Se recomienda que este paso se ejecute en el segundo año tras la firma de la Carta de Compromiso.

4

Establecer un Plan de Acción:En un plazo de tres años, se anima a la ciudad a desarrollar un «Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible», también conocido como «PACES». Este plan (o planes) indica qué medidas tomará la ciudad para alcanzar sus objetivos y metas, mejorando su resistencia al cambio climático. Las ciudades pueden elaborar un PACES integrado, que incluya medidas de mitigación, adaptación, acceso a la energía y lucha contra la pobreza, o tres planes independientes: lo que los urbanistas consideren más adecuado para su contexto y realidad locales.

5

Informa tu progreso cada año. Para cumplir las normas del Pacto, las ciudades deben informar continuamente de sus progresos, supervisando la aplicación de su PACES. Se recomienda hacerlo anualmente para mantener los datos actualizados.

6

Accede a la plantilla de Carta Compromiso y dé el primer paso para unirse a la mayor alianza de ciudades y gobiernos locales comprometidos en la lucha contra el cambio climático.

¿POR QUÉ PARTICIPAR?

Las ventajas de participar en el Pacto Mundial de Alcaldes por el Clima y la Energía son muchas.
Los más importantes son:

1

Alto reconocimiento y visibilidad internacional para la acción climática y energética por parte de las autoridades locales.

2

Oportunidad de contribuir a dar forma a la política climática y energética global

3

Compromiso confiable a través de la revisión y el seguimiento del progreso

4

Mejores oportunidades financieras para proyectos locales de clima y energía

5

Métodos innovadores para establecer contactos, intercambiar experiencias y desarrollar capacidades a través de eventos periódicos, hermanamientos, seminarios o debates en línea.

6

Soporte práctico (Helpdesk), material de orientación y herramientas.

7

Acceso rápido a excelentes conocimientos prácticos y estudios de casos inspiradores.

8

Facilitó la autoevaluación y los intercambios entre socios a través de plantillas comunes de seguimiento y presentación de informes.

9

Marco de acción flexible y adaptable a las necesidades locales.

10

Mejor cooperación y apoyo de las autoridades nacionales y subnacionales

COMPROMISO

Un movimiento poderoso e histórico

Cuando las ciudades se unen al Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía (GCoM), demuestran su liderazgo al dar ejemplo a ciudades de todo el mundo para que formen parte de la solución global al cambio climático. Las ciudades que se unen al Pacto se comprometen a desarrollar un inventario de emisiones de gases de efecto invernadero y una evaluación de riesgos climáticos, además de establecer objetivos de emisiones mensurables, objetivos ambiciosos de adaptación climática y objetivos de acceso a energía sostenible en línea, con el Acuerdo de París. Los firmantes acuerdan adoptar formalmente planes y objetivos con un compromiso de tres años.

Para participar en el Pacto Global de Alcaldes se requiere del compromiso de la ciudad, el cual se refleja en el cumplimiento de los planes establecidos y el informe de su evolución. Por otro lado, el Pacto ofrece a las ciudades que se suman una estructura de apoyo para llevar a cabo los planes y alcanzar las metas definidas. La Secretaría del Pacto busca la cooperación con diferentes organismos financieros y técnicos para promover mecanismos de financiamiento de acciones contra el cambio climático y ofrecer herramientas prácticas que puedan ser utilizadas en esta lucha.