Skip links

Municipios argentinos presentan sus estrategias frente al cambio climático

Son 46 los municipios argentinos que ya han elaborado sus Planes Locales de Acción Climática

Argentina ya cuenta con una Estrategia Nacional de acción climática local apoyada por el  Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía que fue presentada el 24 de junio durante el  evento que contó con la participación de representantes de gobiernos locales, del gobierno federal y de la Unión Europea. 

La Estrategia Nacional de acción climática local en Argentina incluye medidas para apoyar a las ciudades y municipios argentinos miembros del Pacto Global de Alcaldes para la realización de acciones climáticas concretas durante los próximos dos años y contribuir así para el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París para combatir el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1.5 grados centígrados.

La presentación de la estrategia de Argentina, moderada por la periodista en Cambio Climático, Tais Gadea Lara, ocurrió durante la “Semana del Pacto en Acción: Ciudades Latinoamericanas por el Clima” en la que además de la de Argentina, se presentaron las estrategias de Brasil, Ecuador, México, Chile, Colombia y Perú.

La Unión Europea aportará más de cinco millones de euros hasta 2025 para apoyar estas acciones en la región latinoamericana. El financiamiento y el apoyo se gestiona a través del Pacto Global de Alcaldes, la mayor red de ciudades por el clima que cuenta con más de 12.500 miembros a nivel mundial, de los cuales 551 son ciudades y municipios latinoamericanos que, juntos, tienen una población de 243 millones de personas.

El Embajador de la Delegación de la Unión Europea en Argentina, Amador Sánchez Rico, le dijo que, sin duda, el cambio climático representa un desafío terrible para las ciudades del mundo, especialmente las de América Latina. “Muchas ciudades están creciendo no solo en tamaño, sino también en población y también en su vulnerabilidad a los impactos del cambio climático”, señaló.

Simultáneamente, la expansión de las urbes genera un aumento de emisiones de gases de efecto invernadero. Se estima que hasta un 75% de las emisiones de GEI locales del mundo provienen de las ciudades. Así, es importante que las ciudades que más emiten gases de efecto invernadero trabajen con planes y con proyectos de descarbonización. 

“Sin embargo, también se observa que las ciudades demuestran un creciente nivel de compromiso, ambición y ejercen acciones concretas tanto de adaptación como de mitigación frente al  cambio climático. La acción local permite que los ciudadanos participen activamente, que se sientan también parte del cambio y que puedan observar los efectos directos de todas sus acciones. Tenemos un gran ejemplo aquí en Argentina. Hoy tenemos 189 ciudades en Argentina comprometidas con el Pacto”, dijo. 

Cecilia Nicolini, Secretaria de Cambio Climático e Innovación del Gobierno de Argentina, dijo que se necesitan más que planes individuales. Se requiere una unión entre las entidades. “Un documento que, de alguna manera, debe condensar las políticas climáticas de cada área de gobierno, que no es solo trabajo o planificación de la Secretaría del Plan Nacional Climático, siento que todo el gobierno debe avanzar”, advirtió. 

“Palabras escritas tienen que ser lineamientos realmente que puedan tener trascendencia y se puedan llevar a cabo, sobre todo que puedan permear a quienes tienen el trabajo diario y directo con la ciudadanía, que son ni más ni menos que los municipios. Estos  documentos de alguna manera tienen que condensar las políticas climáticas de cada área de gobierno, que no es solamente lo que planifica la Secretaría Nacional de Cambio Climático, sino que justamente tiene que ser trabajar a todas las áreas de gobierno”, complementó.

Vuelva a ver el evento

María Paula Viscardo, Coordinadora del Equipo de Planes Locales de Acción Climática, de la Red Argentina de Municipios Frente al Cambio Climático (RAMCC), presentó la visión y objetivos, para los próximos  2 años, teniendo en cuenta los actores e iniciativas relevantes en el país. “Consideramos tener cada vez más ciudades capacitadas y también cooperar con diferentes organizaciones nacionales y regionales que necesitan nuestra experiencia en Cambio Climático”, mencionó durante su presentación. 

Las Líneas Estratégicas de Acción son: elaboración de nuevos inventarios de gases de efecto invernadero y reporte; elaboración de nuevos planes locales de acción climática y reporte de estos planos; revisión de Planes Locales de Acción Climática y Reporte; reporte de 3 Planes de adaptación finalizados; capacitación técnica para funcionarios; elaboración de publicación; promover el acceso a la financiación y evento internacional entre localidades de Latinoamérica y Europa. 

La ciudad de Bell Ville 

El Intendente de la ciudad de Bell Ville, Carlos Edgardo Briner, subrayó que no todas las ciudades son iguales y en todas las ciudades existen sectores postergados o más desprotegidos. En esos sectores, que suelen ser amplios, suelen estar cercanos al acuífero barrios. “En nuestra ciudad abordamos tres ejes principales, la educación, la financiación y la interacción entre ciudades, profundizando en conceptos de educación en el territorio para fortalecer la educación formal en el campo y destacando la necesidad de financiación de proyectos, solicitando el respaldo de los gobiernos regionales y nacionales”.

“Tenemos una ayuda muy grande, muy generosa, por parte de la RAMCC, que facilita herramientas  fundamentales.”, complementó.

Diversos estudios y análisis

La Vicejefa de Gabinete del Intendente de San Carlos de Bariloche, Marcela González Abdala y la Sub Secretaria de Protección Civil de San Carlos de Bariloche, Adriana Patricia Díaz presentaron la realidad del municipio.  

Bariloche es uno de los primeros 46 municipios argentinos que han concluido  su Plan Local de Acción Climática a partir de su participación activa en la RAMCC. La ciudad fue el  año pasado sede de la tercera Asamblea Nacional de esta red, que permite el intercambio de experiencias y asistencia técnica entre distintos municipios en torno a esta temática tan importante.

El municipio realizó diversos estudios.  El principal fue el análisis de riesgo de vulnerabilidad por incendio de interfase – incendios que se desarrollan en áreas contiguas urbanas-rurales o donde se entremezcla la vegetación con estructuras edilicias tales como viviendas, establecimientos agrícolas-, donde se tuvo en cuenta la cantidad de habitantes, la cantidad de escuelas, la pérdida de estructuras directamente vulnerables, el tipo de vegetación, la morfología y la topografía del lugar. Y en ese contexto se evaluó los barrios más vulnerables, con lo que tiene que ver con diseño de interfase y este.

“Teniendo en cuenta todo esto, el cambio climático, la cantidad de vulnerabilidades que se están generando a partir del  cambio climático,  entendemos que la gestión de riesgo es una perspectiva transversal a todas las áreas, un abordaje integral de la planificación y un enfoque de estado de sostenibilidad, que de esta manera la única forma es con acceso rápido a la información de base”, complementaron.

Jordan Harris, Coordinador del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía en las Américas, concluyó: “Vemos que las ciudades, tanto en Argentina como en toda la región, están demostrando un nivel creciente de compromiso, ambición y acciones concretas de adaptación, mitigación y también vemos claramente que el trabajo y las necesidades de ambos gobiernos locales se fortalecen y amplían al trabajar en toda la red, en pasos colaborativos”.

Harris dio cierre al  evento expresando que “con mucha alegría concluimos esta Semana del Pacto en Acción, que es realmente un punto de partida y estoy seguro de que seguiremos luchando con todos ustedes para seguir adelante y juntos lograr avanzar”, dijo.

Más de 500 municipios unidos en Latinoamérica

El Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía es una alianza global de más de 12.500 ciudades y gobiernos locales en más de 140 países comprometidos voluntariamente en la acción frente al cambio climático, reduciendo sus impactos inevitables y facilitación el acceso a la energía sostenible y asequible para todos. El Pacto se creó en 2016 con la fusión de las hasta entonces las dos mayores redes de alcaldes y ciudades trabajando en cuestiones de clima y energía: el Compact of Mayor y el Covenant of Mayors. A día de hoy, más de 500 municipios y ciudades de América Latina forman parte del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía. Son ciudades y municipios que están tomando acciones locales audaces y trabajando juntos en red para compartir soluciones innovadoras que permiten a los alcaldes y alcaldesas hacer más, más rápido. El Pacto invita a nuevos municipios y ciudades a unirse a esta iniciativa.

Más información:

Return to top of page